Qué ver en Viena en un día

¿Vas a viajar a Viena un único día? ¿No sabes qué ver en Viena en un día? ¡Pues en este post espero resolver esa pregunta!

Viena, la capital austriaca, es una ciudad que, sin duda, merece ser visitada más de un día, pero pasa que hay veces que por diferentes motivos no da tiempo de pasar más tiempo…

Por eso, en este post espero ayudarte a planificar qué ver en un día y te contaré mi experiencia en esta ciudad que ya he podido visitar en dos ocasiones, la primera vez durante un día de verano y la última durante un día de invierno.

 

Qué ver

Antes de nada es importante mencionar que mi última visita de un día a Viena fue en invierno, por lo que las horas de sol son mucho más limitadas que en verano y hay actividades que sí se pueden hacer, como ir a la pista de patinaje “Wiener Eistraum” (lo hice en mi último viaje en febrero), y otras que no, como ir al mítico parque de atracciones vienés, Prater (lo hice en verano durante en mi Interrail).

En definitiva, lo primero que recomendaría si solo vas a ver Viena en un día, es hacer un free tour.

Te explican todo (haciendo que tengas contexto sobre muchas cosas), duran entre 2 y 3 horas (y suele haber por las mañanas) y además durante el tour ya visitas un montón de sitios (que suelen ser los esenciales). Puedes ver más sobre el free tour que hice aquí.

A partir del free tour será decisión tuya qué visitar. A continuación te muestro lo que yo visité antes, durante y después el free tour (puedes ver imágenes de cada lugar haciendo click en la chincheta del mapa).

Viena tiene muchísimos lugares que visitar, especialmente museos pero, obviamente, no da tiempo a verlo todo en un día y menos entrando en los museos.

No entré a ninguno de los museos que marco en el mapa, más bien utilicé mi día (en ambas ocasiones) para caminar tranquilamente por las calles de Viena y, en cierto modo, yendo al Palacio de Verano (Schönbrunn) aún se pierde bastante tiempo, pero es una visita obligatoria (es especialmente bonito en primavera y verano, en invierno no tanto, pero sigue valiendo la pena ir).

En mi visita durante el verano fui al parque de atracciones Prater y en invierno lo cambié por la pista de patinaje Wiener Eistraum, ¡pero el resto del día fue más o menos lo mismo!

 

Mi experiencia

Viena me entanta y me parece una ciudad súper monumental, todo como muy clásico, grande y bonito.

Problema: TODO ES CARÍSIMO.

Ya he ido dos veces, de un día cada visita y sigo queriendo volver para poder conocer más y mejor la ciudad.

He de mencionar que es especialmente guay y divertido ir a la pista de patinaje Wiener Eistraum en invierno y el parque de atracciones Prater en verano. Ahora, en verano, prepárate para pasar un calor infernal.

En mi vida había visto una pista de patinaje tan sumamente grande, tiene muchas pistas y caminos para patinar y el precio no me pareció nada caro: 17,50€ con la Vienna Card incluyendo taquilla y patines y por tiempo ilimitado dentro de ese día (1€ más caro sin la Vienna Card).

 

Descubrir Viena con la Vienna Card

 

 


 

¡Si te gusta el blog no te olvides de seguir a V de Viajar en las redes sociales para no perderte ningún post! Puedes darle a like a la página de Facebook, seguirme en mi cuenta de Instagram o suscribirte a mi canal de YouTube. También si tienes dudas o sugerencias puedes mandarme un mensaje a esas mismas redes o a info@vdeviajar.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top