¿Qué ver en Berlín?

Siempre que busco qué ver en una ciudad me encuentro páginas con lo mismo: un listado de lugares con una foto y una pequeña explicación. Lo que toca después es buscar en otro lugar uno a uno cada lugar y marcarlos en un mapa separado.

Es por eso, que creo que la mejor opción para saber qué ver en una ciudad es, además de con un listado de lugares, mediante un mapa.

Descubre aquí todos mis contenidos sobre Berlín.

 

¿Conoces Maps.me? Es una app que te permite usar mapas en tu móvil sin necesidad de internet y en ella creo mapas propios personalizados, como este de Berlín, que te podrás descargar en tu móvil.

Además de ofrecerte la posibilidad de tener en Maps.me mi mapa de Berlín, también aquí debajo te dejo un mapa de Google Maps con los lugares de los que hablo en este post.

Puerta de Brandeburgo

Construida en 1791 como puerta al “Nuevo Berlín” y después de haber sufrido diversos saqueos y destrucciones parciales, ha sido testigo y ha formado parte en importantes momentos históricos. Durante la división en Berlín del Oeste y del Este, este monumento quedó en tierra de nadie y tras la reunificación de Alemania y una profunda remodelación en 2002, la Puerta de Brandeburgo se convirtió, sin duda, en el icono más importante y reconocido de Berlín y de Alemania.

Resulta obvia la visita a este monumento (y la foto reglamentaria) en la Plaza de París, sin olvidarte de observar los demás lugares importantes que la rodean: el Tiergarten, las embajadas de Estados Unidos y Francia y el Hotel Adlon, además de lugares cercanos como el Reichstag y el Monumento a los judíos de Europa asesinados.

 

Berlin Hauptbahnhof

Berlin Hauptbahnhof es la principal estación de tren de la ciudad y fue inaugurada en 2006. Puede parecer extraño que introduzca una nueva estación en una ruta turística sobre el Berlín esencial, pero si te gusta la arquitectura, te quedarás impresionado con esta imponente estación (la verdad es que te impresionará te guste la arquitectura o no).

Se trata de una estación con dos niveles de andenes, uno bajo tierra y otro sobre la calle, además de múltiples niveles de tiendas y restaurantes por el medio. Los andenes superiores y la estación en general, están cubiertos por un techo de cristal y, para rematar, la estación está “protegida” por dos edificios-puente (también de cristal) que se elevan sobre el techo de los andenes.

 

Cancillería Federal

Aquí encontrarás la sede central de la Cancillería alemana, cabeza del Gobierno federal de Alemania.

La Cancillería alemana fue fundada en 1871 en Berlín como Cancillería Imperial en el Palacio Radziwill, entre 1938 y 1942 pasó a ser la Cancillería nazi en la extinta Cancillería del Reich, entre 1949 y 1999 la Cancillería pasó a ubicarse en Bonn, capital de Alemania en ese momento, y al fin, en 2001, se inauguró la actual Cancillería, muy cerca del Reichstag.

 

Edificio del Reichstag

La sede del parlamento alemán es, para mi gusto, mi parlamento favorito hasta el día de hoy. Fue inaugurado en 1884 y destruido por un incendio en 1933. Durante la división de Berlín fue reformado, pero la reforma que resultó en el edificio que podemos ver hoy en día se llevó a cabo entre 1991 y 1999 y es obra del arquitecto británico Norman Foster.

Me encanta por la buena mezcla entre arquitectura clásica y la arquitectura moderna, con enormes ventanales y superficies en cristal mezclados con enormes bloques de piedra. Lo mejor de todo es que podrás visitar este increíble edificio, tanto su interior con un tour guiado como su cúpula. Eso sí, deberás reservar con la suficiente antelación.

 

Cúpula del Reichstag

La cúpula del Reichstag es, sin lugar a dudas, el elemento más llamativo y famoso del edificio del Reichstag. Se trata de una cúpula de vidrio, obra también de Norman Foster, que permite unas vistas 360º de Berlín. Está diseñada para ser respetuosa con el medio ambiente además de permitir la entrada de luz natural a todo el edificio, especialmente a la cámara del parlamento. Tiene un diámetro en su base de 40 metros y una altura de 23,5 metros.

La cúpula, así como el edificio del Reichstag, se puede visitar previa obtención del permiso en la página web oficial del parlamento. Por mi parte, esta visita es 100% recomendable y necesaria, por su interés arquitectónico e histórico y además por ser totalmente gratuita.

Cómo visitar la cúpula del Reichstag en Berlín

 

Monumento a los judíos de Europa asesinados

También conocido como Holocaust-Mahnmal o Monumento del holocausto, es un monumento que recuerda a los judíos víctimas del holocausto.

Es obra del arquitecto Peter Eisenmann y fue inaugurado en 2005. Está compuesto por 2711 bloques de hormigón, de diferentes alturas e inclinaciones, en una superficie de 19000 metros cuadrados con diferentes inclinaciones muy cerca de la Puerta de Brandeburgo. Debajo del monumento se ubica el punto de información o museo sobre el holocausto.

Existen múltiples interpretaciones del monumento, pero de acuerdo al texto del proyecto de Eisenman, los bloques están diseñados para producir una atmósfera incómoda y confusa, y toda la escultura pretende representar un sistema supuestamente ordenado que ha perdido contacto con la razón humana.

Pese al motivo triste del monumento, lo más probable es que cuando lo visites veas a la gente corriendo por los caminos y jugando al escondite. Para mí es un lugar que no deja de impresionarme, por su motivo, por sus interpretaciones y por su arquitectura y diseño. Es una visita obligatoria en Berlín.

 

Búnker de Hitler

Hoy en día, del Führerbunker o búnker de Hitler no queda nada (visible por lo menos). Donde se situaba la Cancillería del Reich hoy en día se sitúa un bloque de apartamentos y encima de donde se situaba el búnker se sitúan un parking y una simple placa que indica lo que en su día hubo allí.

 

Potsdamer Platz

La antigua Potsdamer Platz fue una importante plaza pública, uno de los lugares más destacados de la ciudad, en la que se instaló el primer semáforo de Europa. Durante la Segunda Guerra Mundial, la plaza fue bombardeada y la actual Potsdamer Platz no tiene nada que ver con la original.

En los años 90 se convirtió en uno de los mayores proyectos inmobiliarios de Europa y hoy en día lo más destacable de la plaza es el Sony Centre, una plaza triangular llena de comercios y restaurantes situada entre edificios de gran altura y cubierta por una espectacular cúpula. Esta plaza acoge el Festival Internacional de Cine de Berlín o “Berlinale”.

 

Checkpoint Charlie

Este fue el paso fronterizo más conocido del Muro de Berlín entre 1945 y 1990.

Actualmente, Checkpoint Charlie es una atracción turística. Además del puesto, también existe un museo dedicado a la historia del muro, tiendas con souvenirs varios, la última bandera del Kremlin y varios fragmentos de la separación alemana. Podrás sacarte una foto con los hombres vestidos con uniformes militares de la época y hasta podrás sellar tu pasaporte con un sello conmemorativo.

 

Catedral alemana

En la plaza en la que se ubica la catedral alemana se ubican también la catedral francesa (son “gemelas”) y la sala de conciertos de Berlín.

Esta catedral es gemela de la catedral francesa. La alemana, de confesión luterana y calvinista de habla alemana, y la francesa, de confesión calvinista de habla francesa.

Ambas fueron casi destruídas por completo en la guerra y reconstruídas posteriormente. Actualmente, la alemana ha sido convertida en el museo del Bundestag, sobre la historia parlamentaria de Alemania, y la francesa sigue siendo usada como iglesia, no solo para su congregación, sino también para la Iglesia Evangélica de Alemania.

 

Catedral francesa

En la plaza en la que se ubica la catedral francesa se ubican también la catedral alemana (son “gemelas”) y la sala de conciertos de Berlín.

Como curiosidad, pese a las dos catedrales ser “gemelas” y ser ambas reformadas, la francesa es más alta que la alemana. Los franceses decidieron cambiar la estatua que corona la cúpula, haciendo que alzase el brazo con una espiga en la mano para ser más alta que la alemana.

La unión de las dos catedrales y la Konzerthaus forman un conjunto monumental y arquitectónico impresionante.

 

Konzerthaus Berlin

En la plaza en la que se ubica la Konzerthaus o sala de conciertos, se ubican también la catedral alemana y la catedral francesa (son “gemelas”).

Se utiliza como sala de conciertos y desde 1994 es la sede de la Konzerthausorchester de Berlín. Junto con las dos catedrales, en esta plaza se forma un conjunto monumental y arquitectónico impresionante.

 

Quema de libros por los nazis

El 10 de mayo 1933, las asociaciones de estudiantes alemanas, profesores y miembros del partido nazi, quemaron públicamente libros de aquellos autores que consideraban contrarios a sus ideas.

La quema se llevó a cabo en la Plaza de la Ópera y fue el punto álgido de la llamada “acción contra el espíritu antialemán” y fue el comienzo de la persecución sistemática de escritores judíos, marxistas, pacifistas y otros autores opositores al régimen.

La plaza hoy en día se llama Bebelplatz y en ella se ubica el monumento “Biblioteca”, que recuerda aquel terrible acto mostrando una habitación vacía bajo el suelo con estanterías sin libros.

 

Nueva Guardia

Originalmente cumplía la función de cuartel para las tropas del Príncipe de Prusia, durante la existencia de la RDA fue un monumento a las víctimas del fascismo y actualmente es un monumento memorial a las víctimas de guerra y dictadura.

Dentro se halla la estatua “Madre con hijo muerto” de Käthe Kollwitz, también llamada “La Pietá Kollwitz”. Expuesta al sol, lluvia y nieve debido a un óculo en el techo, simboliza el sufrimiento de los berlineses y de la propia Käthe Kollwitz durante la Segunda Guerra Mundial, ella misma perdió a sus dos hijos durante la guerra.

Este lugar nunca deja de asombrarme. Ver la imagen de una madre con su hijo muerto, en la soledad de un monumento en el que está únicamente la estatua bajo cielo abierto, es algo que transmite muchas sensaciones.

 

Catedral de Berlín

Este es uno de los edificios más famosos de Berlín. La Catedral original fue demolida en 1894 por orden del emperador Guillermo II y reemplazada por la actual, reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial. En este lugar se ubica la cripta de los Hohenzollern, una poderosa familia de gobernantes alemanes hasta 1918.

 

Museo de Pérgamo

El Museo de Pérgamo forma parte del complejo conocido como “Isla de los Museos”, que agrupa varios de los edificios más representativos de la ciudad de Berlín como el Altes Museum o la Catedral de Berlín.

Este museo es diferente a otros… Fue inaugurado en 1930 y no se diseñó para después acoger obras de arte, sino que primero se trajeron las obras de arte y, después, se construyó el edificio. De esta forma, las propias obras que alberga, la mayor parte de ellas arquitectónicas, forman las paredes y las columnas del museo.

Las zonas más destacadas del museo son las dedicadas al Islam, Roma, Grecia, Mesopotamia, Oriente Próximo y el periodo helenístico, incluyendo sus pieza más famosas: el Altar de Zeus de la ciudad de Pérgamo, la puerta del mercado romano de Mileto, la Fachada de Mushatta y el Espinario.

 

Torre de la Televisión

Esta torre es un punto de referencia en la ciudad y se ubica al lado de la famosa Alexanderplatz. La torre fue construida en 1969 por la extinta República Democrática Alemana y su imagen fue usada desde entonces por el gobierno de la RDA como un símbolo de Berlín Oriental. Tiene una altura de 368 metros, convirtiéndola en la sexta estructura más alta de Europa.

Cuando el sol se refleja en la cúpula de acero inoxidable de la torre, se forma el dibujo de una cruz. Bromeando con el ateísmo del Estado socialista, los berlineses empezaron a llamar al fenómeno de la cruz luminosa como “la revancha del Papa”. La RDA realizó modificaciones para evitar ese efecto, pero no consiguieron evitarlo, por eso los dirigentes soviéticos dijeron que era un +, un signo del positivismo.

Actualmente está abierta al público, por lo que podrás disfrutar de las vistas desde la cúpula además de, si te llega el dinero, poder comer o cenar en el restaurante que alberga o incluso reservar alguno de sus espacios.

 

Hackesche Höfe

El Hackesche Höfe son una serie de 8 patios interconectados y ubicados junto al Hackescher Markt a los que se accede a través del número 40 de Rosenthaler Straße. Esta zona también es conocida como el barrio judío.

El complejo fue diseñado en estilo Jugendstil (o Art Nouveau) por August Endel, y el primer patio está adornado con una fachada de ladrillo vitrificado policromado. La construcción sigue un patrón de separación entre áreas residenciales, artesanía, comercio y cultura.

Los patios están abiertos al público y, pese a su origen obrero, están repletos de pequeños locales como cafés, pastelerías y boutiques.

 

Callejón de los Pollos Muertos

Encontrar este lugar no es tarea fácil, puedes incluso pasar por delante sin ver su entrada. Tras la caída del Muro de Berlín, había ganas de libertad, y como pintar graffitis era ilegal, un grupo de jóvenes llamado “Los Pollos Muertos” compró este callejón para poder expresar libremente sus ideas y mensajes. El contraste con los patios de Hackesche Höfe es enorme, pero sin duda este es un lugar esencial y realmente interesante de Berlín, ¡tiene arte urbano por todas partes!

 

Callejón de los Pollos Muertos, un rincón escondido de Berlín

 

Alexanderplatz

Alexanderplatz es una de las plazas más importantes y famosas de Berlín. Aquí se encuentran ubicados, entre otros, el Park Inn Hotel Berlín, el edificio propiamente dicho más alto de la ciudad, y el Reloj Mundial, una gran estructura que gira permanentemente y muestra la hora de todo el mundo.

Es un centro neurálgico y, si te gustan las compras, este es uno de los lugares del centro de Berlín con más tiendas que encontrarás.

 

Kurfürstendamm

También conocida como “Ku’damm”, esta avenida de 3,5km de longitud alberga la principal actividad comercial de Berlín. Ya desde la época del Muro de Berlín, aquí encontrarás tiendas de todo tipo y para todos los gustos, desde pequeñas tiendas hasta grandes multinacionales.

 

Campo de concentración de Sachsenhausen

Primer y único campo de concentración nazi que he visitado… Las sensaciones que uno tiene allí son horribles, allí, te das cuenta de que la historia no puede repetirse de nuevo. El campo de concentración y su museo se pueden y deben visitar, con guía preferiblemente. Puedes llegar allí en tren.

El Campo de concentración de Sachsenhausen está ubicado en la población de Oranienburg, cerca de Berlín, y fue construido por los nazis en 1936. Funcionó por y para lo mismo que los demás campos de concentración nazis y se calcula que 40000 personas perdieron sus vidas durante sus años en funcionamiento.

 

East Side Gallery

La East Side Gallery es una galería de arte al aire libre situada sobre una sección de 1316 metros en la cara este del muro de Berlín, de hecho, esta parte del muro se salvó del derribo precisamente para crear esta galería de arte.

Se forma de 103 murales pintados por artistas de todo el mundo rindiendo homenaje a la libertad y documentando la euforia y esperanza por un mundo mejor, entre ellos el que posiblemente sea el mural más famoso: “Dios mío, ayúdame a sobrevivir a este amor mortal” del artista ruso Dmitri Vrúbel. Puede que por ese nombre no te suene, ¿pero te suena algo sobre “graffiti del beso entre Leonid Brézhnev y Erich Honecker”?

No hace falta decir que esta visita es súper necesaria y que te puedes pasar un buen rato caminando y observando todos los murales.

 

Ruta grafitera por Berlín

 

Vídeo blogs

 

¡Espero que te haya gustado!

 

 


 

¡Si te gusta el blog no te olvides de seguir a V de Viajar en las redes sociales para no perderte ningún post! Puedes darle a like a la página de Facebook, seguirme en mi cuenta de Instagram o suscribirte a mi canal de YouTube. También si tienes dudas o sugerencias puedes mandarme un mensaje a esas mismas redes o a info@vdeviajar.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top